Centro Médico Estético

Santiago 226955516 - 226886143
banner-7

CUIDADOS DEL CONTORNO DE LOS OJOS

La piel del contorno de los ojos es muy fina, mide de 300 a 800 micras. Esto significa que es cinco veces más fina que la del resto de la cara y diez veces más fina que la piel corporal.

La calidad de la piel del contorno ocular puede mejorarse muchísimo con el uso de los láser fraccionados. Lamentablemente esta zona es la primera en acusar los signos de la edad y nos refleja claramente situaciones de fatiga, falta de sueño, estrés, mala alimentación, ingesta de alcohol y otros hábitos que afectan su calidad de vida.
Para abordar correctamente el tratamiento de la piel del contorno de los ojos es imprescindible tener en cuenta los elementos que son propios y característicos de esta delicada área facial.
Por su baja dotación de fibras de colágeno y elastina a nivel dérmico y una densidad muy inferior de glándulas sebáceas, es más propensa a los desequilibrios del manto ácido y las funciones de barrera de la epidermis distendiéndose además con mucha facilidad.
En resumen: La piel del contorno ocular es por lo tanto sumamente delicada, sensible, elástica, fina y sufre muchísimas más agresiones que el resto de la piel, al estar siempre expuesta tanto a las agresiones ambientales como a los avatares de nuestro particular sistema de vida.
En el contorno ocular existen 22 músculos en continuo movimiento (parpadeo, gesticulación mímica, acomodación y enfoque visual etc. Esta repetida contracción muscular junto a la agresión solar que es mayor que la piel corporal va causando lentamente aquello que es tan temido: “la aparición de las patas de gallo”.
Los lóbulos de grasa orbitaria que funcionan como almohadillas bajo los ojos, con el paso de los años pierden vitalidad, se relaja y  si existe algún problema asociado como retención de líquidos, sobrepeso, problemas de visión o factores hereditarios aparecen las desagradables bolsas palpebrales.
Por otro lado aparecen en esta zona, las ojeras por excesiva coloración de la piel en párpado inferior, aumenta la producción de melanina (color marrón) o bien por dilatación de capilares, es decir, relacionadas con la congestión circulatoria (color morado).
Una microcirculación deficiente puede producir hinchazón por circulación linfática deficiente. El drenaje de los vasos linfáticos del contorno ocular es mayor durante el día debido a la contracción de músculos de la mímica y el parpadeo; pero en las noches sucede lo contrario, los ojos cerrados, tranquilos no ayudan mucho y por eso los ojos estarán hinchados al levantarnos.
Para el cuidado de tu piel debes considerar una nutrición adecuada, ejercicio físico, cuidados cosméticos,una actitud positiva y prevención de enfermedades.
Tras períodos de excesos, toma temporalmente, suplementos de vitaminas y minerales a base de vitamina C, E y betacaroteno, utiliza cosméticos específicos para tu tipo de piel, que contengan antioxidantes de eficacia tópica demostrada como la vitamina C y E.
Preservar la piel de la deshidratación es conservar su resistencia a las infecciones e irritaciones y mantener su aspecto, elasticidad y luminosidad. La piel debemos hidratarla desde el interior y desde el exterior.
Un gran cosmético facial es un buen protector solar. Recibimos rayos ultravioleta en cualquier período  del año al realizar actividades al aire libre. En general la correcta protección solar nos permitirá  realizar cualquier tipo de actividad. Existen cosméticos de última generación que combinan protección solar moderada o alta junto a elementos que hidratan y nutren la piel.

Author Info

Kinestetica