Centro Médico Estético

Santiago 226955516 - 226886143

     

    facialQuitarse unos cuantos años del rostro puede lograrse sin bisturí.

    En Kinestetica contamos con un procedimiento láser que responde a las necesidades de los pacientes modernos, con una vida profesional y personal muy activa, que requieren soluciones rápidas, seguras y efectivas.

    A partir de los 25 años, la función de barrera protectora de la piel comienza a debilitarse, el intercambio de oxígeno en las células es más lento, la epidermis pierde más humedad y su elasticidad disminuye, en la cara aún no hay arrugas, pero pronto comenzaran a aparecer algunas finas en la frente y en los pliegues nasales, acercándonos a los 30 se irán acentuando y apareciendo otras arrugas finas en sienes y parpado inferior.

    A los 35 años, las patas de gallo, las arrugas frontales, las de los parpados inferiores, y los pliegues naso

    geniano cobran más intensidad.

    Cuando nos acercamos a los 40 la piel se torna más seca, aparecen manchas, el tono palidece y apaga, los poros se dilatan, se pierde firmeza y tonicidad por menor colágeno, fibras elásticas y ácido hialurónico. Ya han aparecido casi todas las arrugas de localización facial; las cervicales recién comienzan. A los 45 años se acentúan las arrugas debajo de los ojos y las que están delante de las orejas comienzan a unirse con las del cuello.

    A los 50 años, las arrugas en la raíz de la nariz se ven con nitidez, en tanto que otras se extienden desde el lóbulo de la oreja y el mentón hasta el labio superior, notamos claramente la sequedad, las pigmentaciones y las arrugas en manos. Cerca de los 60 vemos la piel de las mejillas con un grado de flacidez, en el labio superior ya están instaladas arrugas verticales (código de barra).

    Por otro lado la exposición solar producirá aumento de pigmentación, profundización de las arrugas y aparición de vasos dilatados (arañitas vasculares). Con todos estos procesos la piel se va tornado más áspera y comienzan a aparecer lesiones cutáneas, a esto último se le conoce como fotoenvejecimiento.

    Este panorama suena muy desalentador especialmente para quienes nos sentimos mucho más vitales por dentro que como lucimos por fuera, pero acá vienen las buenas noticias.

    Los Tratamientos rejuvenecedores con láser están orientados a todas las edades acá descritas aún siendo muy joven, como entre los 25 y los 30 años, en cuyo caso los objetivos serán mantener un estado de belleza y salud, tratar la hidratación y nutrición esenciales, así como redensificar, reestructurar y energizar la piel sobre todo si han aparecido por diferentes causales, marcas, cicatrices o manchas. Entre los 35 y los 40 años, nos concentraremos en recuperar aquello que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo, aceleraremos la síntesis de colágeno para aportar estructura cutánea y reducir las arrugas, daremos firmeza al tejido conectivo, estimulando la producción de elastina y fibroblastos, luego nos preocuparemos del equilibrio vascular y de mantener activas las funciones metabólicas.

    Lo más importante es que todos estos tratamientos deben aplicarse siempre en función de las necesidades de cada uno. Tras una exhaustiva evaluación inicial diseñamos el protocolo de tratamiento más adecuado para su caso específico, que normalmente comprenderá el uso de varias técnicas:

    Contamos con la más completa tecnología en láser de rejuvenecimiento facial, capaz de crear un efecto lifting inmediato: Láser de Co2 fraccionado, Láser de Erbium Glass, Láser de Neodimio Yag de pulso largo, Tererapia fotodinámica. Con estos láser podemos además atenuar o eliminar las arrugas finas de labios, frente y patas de gallo, la flaccidez cutánea, el envejecimiento solar de cara, cuello, escote y manos, las manchas de la edad, las rojeces cutáneas, rosácea, telangiectaceas, las cicatrices de acné, la hiperpigmentación y el melasma.

    Los resultados son visibles desde la primera sesión. El resultado inmediato del tratamiento de rejuvenecimiento es una piel más fuerte, menos pigmentada. Nuestro avanzado tratamiento de rejuvenecimiento de piel con láser, desencadena un proceso de sanación profunda que sustituye las áreas tratadas con piel fresca y radiante.

    En KINESTETICA hemos diseñado específicamente un protocolo que le permita al especialista adaptar el tratamiento a las necesidades de cada persona. Si el deterioro es grave y profundo en la piel, podemos ofrecerle un tratamiento intenso, que en este caso específico podría requerir una interrupción de su vida social de 3 a 4 días. También podemos realizar un tratamiento más suave que implica naturalmente un menor tiempo de inactividad (1 a 2 días por ejemplo). Independientemente de cuál sea su caso, con este tratamiento obtiene resultados sorprendentes, sin tiempo de recuperación prolongado, ni las molestias, ni los gastos, ni los riesgos asociados a un procedimiento quirúrgico.

    A través de unos micro puntos de luz que son verdaderas microcolumnas de energía (por esto se llaman fraccionados) llegamos hasta la dermis profunda pudiendo tratar de forma muy precisa y segura, miles de zonas microscópicas en la piel eliminando las células envejecidas o dañadas y simultáneamente estimular el proceso de cicatrización natural del organismo reemplazando células desnaturalizadas, por una piel suave, fresca, firme, luminosa y saludable.

    Esta tecnología es tan segura, rápida y precisa, que es el tratamiento ideal para la cara, cuello, escote y manos, aunque sin duda puede también tratarse cualquier otra zona del cuerpo.

    En un periodo de tres a seis meses en promedio obtendrá resultados cada vez más evidentes a medida que las capas más profundas de la piel continúen cicatrizando.

    Realizado el procedimiento para el cual colocamos antes una anestesia tópica (crema) observará un cierto grado de enrojecimiento e hinchazón y posteriormente, ya en su casa, otros efectos secundarios temporales como: picor leve, piel seca, descamación y en un par de días después la piel con aspecto bronceado. En otras palabras lo que viene luego del tratamiento es una sensación y efecto muy parecido a una insolación, la que se recuperara rápidamente.

    Cuando hablamos de Rejuvenecimiento Facial nos referimos a aquellos protocolos encaminados a tratar el envejecimiento por la edad, las agresiones físico ambientales y también el estrés que supone nuestras vidas (aquello bueno o malo que nos ha tocado vivir).

    Realizado el procedimiento para el cual colocamos antes una anestesia tópica (crema) observará un cierto grado de enrojecimiento e hinchazón y posteriormente, ya en su casa, otros efectos secundarios temporales como: picor leve, piel seca, descamación y en un par de días después la piel con aspecto bronceado. En otras palabras lo que viene luego del tratamiento es una sensación y efecto muy parecido a una insolación, la que se recuperara rápidamente.

    En KINESTETICA el especialista y su enfermera en varias oportunidades le repetirán en la sala de procedimientos las instrucciones específicas sobre lo que puede esperar de su tratamiento en particular y sobre todo como minimizar los efectos secundarios, los que desde luego van a depender de las características de cicatrización de su piel y cuan intenso haya sido el tratamiento elegido.

    El rejuvenecimiento con láser fraccionados llamado también Resurfacing facial es el único tratamiento, que le hace lucir por fuera tan bien como se siente por dentro.