Centro Médico Estético

Santiago 226955516 - 226886143

 

foto-rejuvenecimiento-vaginal-3Incluye tensado vaginal, tratamiento incontinencia urinaria y tratamiento del prolapso intrauterino con láser ginecológico.

La evaluación (sin costo) para los tratamientos estéticos ginecológicos la puedes pedir al fono 226955516 con un profesional de la salud, quien tiene la capacidad para orientarte en forma precisa y detallada sobre los diferentes procedimientos, en algunos casos con videos (animados) disponibles, podrás conocer sus indicaciones, contraindicaciones, las expectativas, así como la preparación previa, duración, costos, tiempos de recuperación, los cuidados posteriores, la vuelta a las actividades de tu vida diaria y podrás hacer todas las consultas que quieras. Por cierto puedes saltarte este paso y solicitar directamente la hora para examen con el Cirujano con especialidad en Ginecología y Urología estética.

El examen previo con el Médico Cirujano que tiene especialidad en Ginecología y Urología estética tiene un costo de $ 30.000. El te hará un examen ginecológico, elaborara una ficha muy detallada de tu estado de salud precisando lo que interesa según el procedimiento a realizar, pedirá exámenes previos, te explicara claramente el grado de lesión o compromiso estético, así también sus diferentes soluciones y desde luego podrás consultarle todo lo necesario.

El estiramiento de ligamentos, músculos y tejido conjuntivo que tienen lugar con los años, cambios bruscos de peso, los partos, la genética y el estilo de vida de cada uno, provocan cambios que van asociados con la pérdida de la sensibilidad en la vagina y daño al piso pélvico. Estos cambios no sólo dan lugar a una disminución de la sensibilidad durante las relaciones íntimas, sino que pueden también provocar incontinencia urinaria y prolapso genital.
En Kinestetica nuestra misión primordial es capacitar a las mujeres con el conocimiento, la elección y las alternativas acerca de su bienestar físico estético. Animamos a las mujeres a recuperar su autoestima y su sexualidad plena. Para las mujeres que no tienen hijos, hay procedimientos medico estéticos disponibles para llevar a cabo sus deseos y para las mujeres que los han tenido, ellas podrán volver sus partes intimas a su mejor momento. Durante la juventud, el diámetro del canal vaginal tiene como promedio unos tres centímetros, pero luego de un par de partos naturales o subidas y bajadas de peso intermitentes superiores a los diez kilos, puede expandirse su diámetro hasta unos doce centímetros. Desde luego, los años, la vida sedentaria y la falta de ejercicios que fortalezcan el suelo pélvico, también contribuyen a que haya una relajación de estos tejidos.
Asimismo, más de la mitad de las mujeres que han tenido partos vaginales, van a presentar algún grado de disfunción del suelo pélvico, como incontinencia urinaria, prolapso y algún grado de daño anatómico, esto es lo que se conoce como amplitud vaginal sintomática. Desde hace mucho tiempo los ginecólogos para corregir la amplitud vaginal sintomática recurren a una cirugía, que permite que la mujer recupere su normalidad anatómica vagino perineal, es decir vuelva a sentir su vagina con la misma tonicidad que antes de haber tenido sus bebes.

Hoy un nuevo láser es usado para estos mismos fines, con ventajas importantes, desde luego teniendo en cuenta, la gravedad de los síntomas, por ejemplo, cuando el diámetro del canal sobrepasa los cinco centímetros, es mejor el acto quirúrgico, Pero cuando este diámetro es igual o menor a estos 5 cm, el láser ginecológico logra contraer los músculos de la vagina, alcanzando una disminución de un centímetro de diámetro por cada sesión, pudiendo repetir este procedimiento, las veces que se requiera.
El láser proporciona un efecto calórico tensor en el tejido y gracias a esto, se puede reducir el diámetro de la vagina, produciendo un resultado inmediato de estrechamiento que aumenta la fricción, aumentando el placer íntimo asociado.

Aprovechando este extraordinario efecto tensor, se puede tratar exitosamente la incontinencia urinaria de esfuerzo, en la cual la paciente sufre de “fugas involuntarias” ya sea al reír, toser, estornudar, hacer ejercicio o durante la relación sexual. El objetivo de este procedimiento con el láser ginecológico, es devolver la tensión necesaria a la uretra y paredes vaginales de sostén para eliminar la pérdida involuntaria de orina. Para la gran mayoría de las pacientes, este procedimiento láser puede ser la solución adecuada, evitando las complicaciones asociadas a la alternativa quirúrgica. Además este procedimiento láser es ambulatorio, rápido, indoloro, sin riesgos, con un costo muchísimo menor y con un post-operatorio muy breve.

Esta vaginoplastia láser, que se conoce mejor como Rejuvenecimiento Láser Vaginal, nos permite restablecer el tono muscular, la fuerza y el control de la vagina. Con esto vamos a lograr un bienestar sexual, que sabemos, fortalece los vínculos de la pareja y añade emoción a la vida. La calidad de vida de las mujeres y el vínculo con su pareja mejora sustantivamente cuando se realiza esta intervención. El 90 % de las pacientes así lo ha declarado.