Centro Médico Estético

Santiago 226955516 - 226886143

     

    acn 3El tratamiento con láser se ha utilizado desde hace un tiempo para eliminar las cicatrices de acné. Hoy, un nuevo láser fraccional también se utiliza para eliminar el acné, antes de que deje las cicatrices.

    Es importante un tratamiento precoz del acné para evitar la aparición de cicatrices, pero en muchos casos el paciente acude a la consulta después de años de evolución con lo cual el tratamiento de las cicatrices ha pasado a tener una demanda importante. Las más frecuentes son aquellas en las que existe una pérdida de sustancia (depresiones en la piel)

    Para tratar las cicatrices de acné, hoy disponemos de plataformas de láser fraccionados con resultados eficientes y seguros.

    El protocolo diseñado en exclusiva por KINESTETICA, ofrece una alternativa segura y eficaz en el tratamiento del acné, capaz de reducir sus brotes activos y mejorar sus cicatrices.

    Los objetivos del tratamiento de los brotes acnéicos son:

    Reducir la producción sebácea:  La tecnología láser fraccional no ablativadel Erbium Glass de 1540 nm exclusivo de Kinestetica produce un efecto térmico que destruye las glándulas sebáceas o, al menos, reduce considerablemente la producción de sebo, con remisiones de acné prolongadas en el tiempo.

    Disminuir la inflamación:  El efecto coagulante que ejerce este láser sobre los vasos dérmicos dilatados mejora la inflamación inespecífica.

    Eliminar y/o mejorar las secuelas:  El láser fraccional no ablativo 1540 constituye una alternativa segura, eficaz, cómoda y rápida para eliminar y mejorar las secuelas del acné, como son las manchas, cicatrices atróficas (picaduras), cicatrices hipertróficas (elevaciones) y queloides (excedentes cutáneos).

    El láser 1540 emite un haz de luz láser compuesto por microcolumnas térmicas que llegan hasta la dermis reticular profunda, produciendo tres efectos:

    • 1Las columnas de calor son colonizadas por fibroblastos no dañados con capacidad de reparación inmediata en 24 horas. El tejido sano que las rodea facilita una rápida repitelización, por lo que el paciente puede recuperar su actividad habitual inmediatamente.
    • 2El calor que depositan las microcolumnas inciden en los fibroblastos, induciendo la formación de nuevo colágeno y la remodelación del existente.
    • 3La coagulación simultánea de pequeños capilares mejora el enrojecimiento propio del acné y normaliza la pigmentación residual.

    Los láser fraccionales se configuran así como equipo ideales para el tratamiento de las cicatrices de acné, ya que su energía como es el caso del Erbium Glass 1540 nm, puede penetrar a una profundidad 10 veces mayor que la conseguida por equipos de anteriores generaciones, remodelando el colágeno y la elastina sin lesionar la superficie de la piel.

    Se aplica sobre la piel limpia, realizando pasadas sobre la zona a tratar. La energía que deposita en la piel realiza un resurfacing pausado a lo largo de semanas que renueva la capa epidérmica de forma no visible, ya que se conserva el estrato córneo. Tras la aplicación puede observarse un enrojecimiento inmediato y pasajero, que se puede camuflar con maquillaje ligero y que remite en 2 ó 3 días. Kinestetica recomienda 6 sesiones con un mes de descanso entre sesiónes.

    ¿Cómo eliminamos el Acné? (activo):

    El especialista “calienta” con el láser la zona afectada por el acné a una temperatura tal que la bacteria no puede sobrevivir. El efecto del calor además “encoge” las glándulas sebáceas que pasan a producir una menor cantidad de sebo. De esta forma, el láser actúa directamente sobre los dos factores principales causantes del acné como son la mayor producción de sebo y las bacterias. Según algunos estudios clínicos, un 80% de las personas que han seguido un tratamiento con láser han mejorado después de un tratamiento. A la mayoría de las personas que se sometieron al tratamiento, les había desaparecido el acné después de 6 meses.

    ¿Cómo eliminamos las cicatrices? (las secuelas del acné):

    El láser también se utiliza desde hace tiempo para eliminar las cicatrices del acné. Dependiendo de la severidad y cantidad de las cicatrices se puede llegar a eliminar por completo o disminuirlas considerablemente. El tipo de láser que se utiliza más habitualmente es el láser CO2 fraccionado, incorporándose recientemente el Erglass 1540.