Centro Médico Estético

Santiago 226955516 - 226886143
Blog9

Cómo se borran Tatuajes con Laser y su precio

Toda persona que tiene un tatuaje lo luce con orgullo, pero en algún momento este puede transformarse en un inconveniente para encontrar trabajo o en un problema por otras razones. Surge entonces la necesidad de eliminarlo siendo la forma más eficiente y segura de borrarlo, el Laser.

Los Láser son herramientas muy precisas y que cuentan con la capacidad de proteger el tejido circundante afectando sólo el tejido o el elemento tratado, que en este caso serán los pigmentos del tatuaje. Se trata entonces de plataformas óptimas, precisas y eficientes las que deben ser operadas por profesionales de la salud debidamente acreditados.

En Kinestetica y Clínicas Dentalia. Un profesional de la salud especializado, hace una evaluación del paciente, confecciona una ficha clínica, observa y evalúa el tatuaje, luego explica en extenso el protocolo ideal de tratamiento basado en los antecedentes anteriores y responde a todas las consultas del paciente incluyendo el valor por sesión de tratamiento.

Cada tatuaje por cierto es único y no se puede garantizar una eliminación del 100%, ya  que dependerá de los colores involucrados, la zona, el tipo de piel y tipo de pigmento usado.

Los tatuajes cosméticos (labios, borde de parpados), no pueden eliminarse, ya que al intentarlo pueden oscurecerse. En algunos casos podría realizarse una sesión de prueba para ver su reacción.

Como todos los tratamientos con laser estos deben realizarse en una sala de procedimiento Laser, la cual debe cumplir una normativa especial del Seremi de Salud.

Al comenzar el procedimiento se deben cubrir los ojos del paciente con unas gafas especiales de acuerdo a las características del laser a usar y el tratante usara otras que le permiten una visión protegida.

Luego el láser a través de un pulso muy rápido (nanosegundos)  va destruyendo termo selectivamente los pigmentos, esto quiere decir que afecta solo los “colores”, sin dañar los tejidos vecinos,  los pigmentos tratados se fragmentan y son liberados en el sistema linfático.

El laser produce con cada pulso en la zona tratada una sensación similar a un golpe de elástico en la piel. Es soportable, sin embargo para hacerlo más confortable se puede colocar un anestésico  tópico (crema) o hielo local. Luego de la sesión, la zona se siente como una quemadura de sol, por un par de horas.

Después del primer tratamiento el pigmento se destruye y es removido del organismo en un plazo de al menos 8 semanas. Una vez que termina esa etapa se puede realizar la siguiente sesión, repitiendo el proceso según lo necesario para cada caso, con un número de sesiones que varía entre 6 a 10 o más en algunos casos excepcionales. Los colores oscuros son los primeros en atenuarse. Algunos colores son más difíciles de borrar como el verde, violeta, naranjo, celeste, rosado y blanco. También por cierto influye el tipo de pigmento utilizado, si es un tatuaje profesional es más lento el proceso ya que el pigmento es más denso y más profundo.

La evolución del tratamiento depende de cada persona y también de la zona tratada, existen áreas más sensibles como la cara interna de las muñecas o detrás de las orejas, en cambio brazos y piernas, cuya piel es más fuerte se regenera mucho mejor. Regularmente  las sesiones duraran de 15 a 30 minutos, dependiendo fundamentalmente de la extensión del tatuaje.

Para asegurar una rápida y segura recuperación de la piel es importante completar el protocolo de atención con sesiones de Terapia fotodinámica.

También es importante protegerse la piel con una pantalla solar para evitar riesgos de hiperpigmentación.

Puedes consultar información adicional en www.kinestetica.cl o pedir una evaluación sin costo llamado al 02 695 5516.

Author Info

Kinestetica